Las primeras impresiones importan.

Muchas veces tenemos menos de un segundo para llamar la atención de posibles clientes. Puede ser un instinto o inconsciencia, pero en el instante que vemos o experimentamos algo por primera vez, inmediatamente hacemos un juicio o una valoración de ese primer llamado. Hay que llamar la atención y mantenerla, generar ruido con mensajes relevantes. Un buen diseño es lo que nos ayuda a llegar a nuestros clientes de forma memorable y hacernos resaltar.

El desafío es que, a menudo, las primeras evaluaciones pueden provenir de una revista, una publicidad en vía publica, un posteo en redes sociales o navegando en línea. Lograr que el cliente no quite la atención es un trabajo duro, por esto es crucial hacer una correcta impresión desde el principio y todo comienza con el diseño.


Una marca no es solamente un logo, un color o tipografía. El diseño de marca abarca todo: mensajes, imágenes, fotografías, experiencias, interacciones. Es todo lo que hace y genera en los otros.


Los mensajes que no reflejen la personalidad de una empresa resultan desequilibrantes y genéricos. La utilización de los mismos atributos gráficos durante 15 años se puede percibir como un estancamiento en el pasado. El diseño esta ahí para salvarnos, para reflejar el continuo reinvento o revitalización de la marca. Las tendencias y tecnologías cambian, las marcas también.

Lo que logra un buen diseño es trasmitir un mensaje de manera gráfica o visual, comunicar la propuesta de valor de una empresa hacia un público objetivo. Esto se alcanza por medio de:



El diseño crea reconocimiento de marca mediante un mensaje consistente y sistemático, que proporciona una conexión instantánea. Un recurso de marketing mal diseñado (por ejemplo, una página web, un posteo en redes sociales o un folleto) va a brindar una impresión poco profesional, desvirtúa la imagen que los clientes tienen y alejará a posibles consumidores.


Tips rápidos para el diseño de marca:


Mirá tu marca y pensá “¿Es una estética innovadora para la actualidad?”, si la respuesta es “NO” entonces plantéate establecer una nueva imagen. O si estas buscando lanzar una nueva unidad de servicio y necesitás ayuda, contactate con los especialistas de Sandía. Juntos vamos a analizar y potenciar tu imagen.


Un último consejo:
La mejor manera de conectar con las personas es a través de las emociones. Los seres humanos somos seres emocionales. Una forma de apelar a las emociones con el diseño es a través de imágenes y colores.
Comprendelos y descubrí como sorprenderlos.

Sandía

¡Hacé un buen diseño parte de tu estrategia de marketing!